Filtración y tratamiento químico adecuado la combinación para obtener un agua cristalina.

Swimming pool water plumbing fittings and utilities

09 jun Filtración y tratamiento químico adecuado la combinación para obtener un agua cristalina.

El objetivo de un buen mantenimiento del agua de la piscina, se consigue con una depuración integral de la misma, para lo que se conjugará el tratamiento químico con el tratamiento físico.

La depuración física consiste en retener por medio de la filtración del agua a través de un lecho de arena. las partículas en suspensión, previamente el agua al pasar por los skimer de superficie habrá dejado las partículas mas groseras (hojas, insectos, pelos…..), con lo que se consigue un agua trasparente.

Después de la depuración física normalmente viene la desinfección química, los cloradores automáticos o los metodos de electrolisis salinas, suelen ir después del paso del agua por los filtros.

Hay variables que dependen del grado de necesidad de depuración del agua, no es lo mismo depurar un agua de piscina un día caluroso, festivo y de principio de verano, es decir de gran afluencia de bañistas, que un martes de septiembre en el que  normalmente la afluencia de público es minoritario.

  1. El tiempo de depuración
  2. la concentración de cloro libre y/o combinado.
  3. El valor del pH.
  4. La frecuencias de recogida de hojas de la superficie.
  5. Por supuesto el filtro deberá estar limpio  y con arena desapelmazada.     

            Estos son los pasos fundamentales para sin necesidad de añadir al agua de la piscina floculantes, poder mantenerla cristalina y desinfectada. 

            El conocimiento y tranquilidad de saber que nuestro tratamiento ha obtenido su fin lo podremos saber por medio de la realización del análisis del agua de nuestra piscina en un laboratorio especializado como el nuestro, donde además se le podrá asesorar sobre la resolución de los distintos problemas que  puedan surgir.